EL SUELO POR ASALTO

Blog de historia y geopolítica

Je ne suis pas Kenia (Yo no soy Kenia)

11150604_618660941602070_8740285707792607961_n

El pasado sábado 4 de abril, un escuadrón de hombres armados irrumpió en las horas de la madrugada en la Universidad de Garissa ubicada al norte de Kenia, dejando a su paso 148 alumnos asesinados y más de cuatro centenares heridos por los tiros disparados desde semi-automáticas. La masacre fue perpetrada por una milicia  jihadista, el Al Shabaab, alineada a Al-Qaeda, en medio de un conflicto fronterizo entre la excolonia Inglesa y los somalíes pertenecientes al extremismo musulmán. Deténgase acá un momento. Permítame que le sugiera un alto en la lectura para desviarle por el camino que dobla hacia lo no oficial.

Empecemos por quienes se distinguen por rechazar lúcidamente la versión de la prensa oficial. Mire usted la estupefacción-nada estupefacta– que se llevaron algunos intelectuales de Izquierdas (como Atilio Borón) al descubrir que la prensa oficial, a duras penas, había mencionado palabra sobre tamaña masacre en una población tan pobre, desigual y oprimida. Pero ¿por qué la perturbación? Lo perturbador hubiera sido que la BBC (¡de Londres!) inundara las pantallas y páginas de todo el mundo alardeando por justicia con la humanidad paternal de quien mira con agobio a sus excolonias y, ya que estamos, se da de latigazos por el sufrimiento de las negritudes cristianizadas. Es más, dicha actitud no hubiera sorprendido por una supuesta consecuencia ante el cubrimiento del horror más grave que ha padecido el país africano desde aquellas, ya lejanas y olvidadas masacres inglesas, que pretendieron contener su independencia en 1963. No, el que la BBC hubiera asumido un discurso no imperial frente a quienes son testigos recurrentes de su mediatizada vocería gubernamental, hubiera estremecido, más bien, por su cínica hipocresía. Algunos intelectuales parecer no flaquear en su tentativa de pedirle a la derecha que se traicione a sí misma.

Pues bien, para atender a lo oficial pasemos revista por la el carácter que toma la disputa por el sentido en la prensa no oficial. Asumiendo sin pestañear demasiado que la llamada prensa alternativa no tiene, sin embargo, los medios para desafiar la arbitraria selectividad que realizan los portavoces globales del oficialismo, y que en esa pelea por el sentido común prefiere acotar el radio de receptores poniéndose en un lugar no alterno, sino subalterno; cabe preguntarnos con qué tipo de herramientas contamos para presionar sobre el recorte minúsculo de la realidad en un momento de masificación de la información, en tanto los altoparlantes de la hegemonía mediática  siguen abriendo el telón con una mano mientras con la otra nos señalan el panorama posible, su jerarquizada visión de los hechos, de lo que debe o no ser recordado, o cómo y cuándo puede ser útil para sus intereses poner el horror en la primera página o hacerlo perder entre los párrafos de refritos internacionales.

¿Qué está en juego cuando comparamos el impacto y la red de solidaridades en relación a determinados actos de violencia que minan la entrañada paz occidental? Volvamos a Borón. Ante lo ocurrido señaló en su página en días pasados “que la solidaridad de gobiernos,partidos y movimientos populares con las víctimas de esta atroz matanza ha sido incomparablemente menor que la que tuvo Charlie Hebdo”. La campaña Je suis Charlie (yo soy Charlie) en respuesta al atentado contra el semanario satírico francés Charlie Hebdo en París con un saldo de 12 muertes, ejecutado a principio de año por jihadistas de la península Arábiga , generó un chaparrón mundial de respaldos heterogéneos: vimos a intelectuales reclamar por el deber a existir como heréticos ante una realidad contradictoria; vimos a ciudadanos solidarios marchar por las calles sin pregonar más que su rechazo al terrorismo; vimos a estrellas de Hollywood recordarnos la importancia de luchar por la libertad de expresión; vimos a los presidentes de la Unión Europea en el homenaje silencioso a las víctimas del atentado en París (ojalá nos dieran el gusto de verlos callar en homenaje a las víctimas de la OTAN, de verlos callar para siempre).Pero lo más importante, nos vimos a nosotros reconocernos en el otro, como un espejo moldeado a la francesa (con todos sus valores: toda su Liberté, Égalité, Fraternité), cuando nos identificamos con la campaña yo soy Charlie.

La cuestión es que hoy ninguno de nosotros es Kenia. Pero ¡¿Qué pasó?! ¿de dónde salió esa máscara de apatía?.

Quien elige el todo puede elegir, de paso, mediante el democrático ejercicio de la selectividad, quién puede o no ser admitido dentro de su recorte de la realidad, o dicho de otro modo, con quién podemos homologarnos como iguales. Acordando con Benedetti que “la paz es, por ejemplo, el consentimiento (y hasta la comprensión) de las contradicciones, y en consecuencia, la aceptación de la otredad, esa índole de lo que piensa, siente y es elotro”y “que la cualidad o el carácter del otro no implica la automática aceptación de lo que ese otro es, piensa o siente, sino la mera admisión del derecho que tiene a ser otro”,podemos concluir que la negación de ese derecho a ser es lo que lleva al conflicto, y, en el caso de naciones, a la guerra. <<Y ¿qué más da? – nos dicta Le Fígaro cuando prefiere en su portada la sonrisa de Merkel- si no es nuestra guerra, y no somos notros>>.

Lo que ocurre, en últimas, es que ninguna potencia imperial, ni Inglaterra, ni Francia, ni España (qué va a ser,si el presidente Rajoy confunde a Kenia con Nigeria), tienen siquiera la atención descarada de reclamar paz cuando, regla en mano, decidieron la suerte fronteriza de sus colonias.

Apropósito de la conmemoración del 2 de abril, me da por retomar el sobresalto generado años atrás por las palabras de Aldo Rico cuando afirmaba que Inglaterra no iba a abandonar las Malvinas. La imposibilidad de romper con las relaciones de dependencia y ese qué sé yo colonial que sobrevive, de tan lejano pasado, nos deja un ruido insondable vibrando en lo fueros internos de nuestra autonomía.

Cuando un imperio decide por cuenta propia soltar el rebenque con el que domina a sus vasallos, propone previamente que la única paz verosímil en dicho territorio repose en una equilibrada posibilidad de destrucción. Y un rostro destruido no puede ser homologable a un rostro cuya meta es la “lucha contra el terrorismo”; no te puedes mirar en ése espejo.

A no palidecer. De nosotros,decía el ya citado poeta uruguayo, depende que el oasis irrumpa en el desierto que los amos de la normalidad han llamado “paz”. Si la paz que proponen los pueblos está en guerra con la paz que proponen los opresores de los pueblos, nuestra obligación es ganar esa guerra. Y bien podemos empezar por dejar de ponernos en el lado subalterno del discurso que sustenta el terror,omite y jerarquiza para perpetuar la dominación.  No es fácil, pero juntos podemos empezar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en 9 mayo, 2015 por y etiquetada con , , , , , , , , , , , .
El rincón de Sofista

Un lugar para la Filosofía, la opinión, la música, el arte, la política, la religión,... siempre con libertad y respeto. Se admiten críticas, alabanzas y sugerencias. Todo en su justa medida.

Ciudadanía y Política

Contribuciones para el proceso constituyente

SURHISTORIA

La historia la hacen los pueblos

COYUNTURAPOLITICA

Los hechos son como las piedras: fríos y duros

GEOPOLÍTICA XXI

Reflexión y análisis geopolítico desde el sur del sur del planeta

GEOPOLITICA ARGENTINA

Un pequeño sitio, para grandes debates

Diálogos sobre Europa

Crisis del euro y recuperación del pensamiento crítico

No oficial

Twitter: @PirataCland / Correo: Eduardo (arroba)partidopirata.com.ar

Marx desde Cero

Blog dedicado al estudio de Carlos Marx y el marxismo

Geografía Política. Espacio y Poder

Recursos para comprender el mundo del presente.

mitimaes

Migraciones, Politica Internacional y Cultura

El mundo de los locos

DESPIERTA ! ... el momento es AHORA

A %d blogueros les gusta esto: